16 de junio de 2012

Belgrano

La Gaceta histórica “Todas las naciones cultas se esmeran en que sus materias primas no salgan de sus estados a manufacturarse, y todo su empeño es conseguir, no sólo darles nueva forma, sino aun atraer las del extranjero para ejecutar lo mismo. Y después venderlas.” Así se manifestaba Manuel Belgrano en su Memoria al Consulado 1802, quien más tarde también expresaría la necesidad de fomentar el mercado interno: “El amor a la patria y nuestras obligaciones exigen de nosotros que dirijamos nuestros cuidados y erogaciones a los objetos importantes de la agricultura e industria por medio del comercio interno… Sólo el comercio interno es capaz de proporcionar ese valor a los predichos objetos, aumentando los capitales y con ellos el fondo de la Nación…”. Se quejaba también de los comerciantes monopolistas que posponían los intereses del bien común para enriquecerse: “No puedo decir bastante mi sorpresa cuando conocí los hombres del Consulado. Eran comerciantes españoles que nada sabían más que comprar por cuatro para vender con toda seguridad a ocho. Mi ánimo se abatió… Sin embargo, me propuse echar las semillas que algún día fuesen capaces de dar frutos.” Belgrano, se sabe, murió en la más absoluta pobreza sin ver madurar los frutos de aquello por lo que peleó durante toda su vida y con su patria inmersa en la más terrible anarquía, que llegó a tener aquel 20 de junio de 1820 tres gobernadores distintos. Dedicamos esta Gaceta a su memoria con el deseo de que más temprano que tarde “sus semillas sean capaces de dar frutos”. Queremos agradecer al apoyo de nuestros auspiciantes. El laboratorio GADOR, el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva y el Banco CREDICOOP apuestan al desarrollo de contenidos y nos permiten generar y concretar nuevos proyectos. Agradecemos, como siempre, a nuestros lectores, que con preguntas y comentarios nos ayudan a crecer y a mejorar nuestra página. Felipe Pigna
20 de junio - ANIVERSARIO DE SU MUERTE
VER INFOGRAFÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario